2

Gorritos para niños

En días de lluvia como hoy apetece más bien poco pasear por la calle, después de un día de no parar lo que más te apetece es meterte en casa con varios capítulos de la serie de rigor para ver, hundirte bajo la mantita y a disfrutar del calorcito en el sofá.
Pero cuando veo la cara de Casilda que lleva todo el día metida en casa y esperando su paseo habitual,  no puedo por más que pasar mi tentador plan a otro momento  ritual más aparatoso de todos, carrito, plastiquito imposible de poner, abrigo y gorro.

Siempre que le pongo los gorritos a Casilda me acuerdo de los verdugos que se usaban cuando éramos pequeños, en mi opinión bastante completos para abrigar, la cabecita, las orejitas y el cuello estaban muy protegidos del frío.












He tratado de buscarlos por todas partes pero la verdad que me ha sido una tarea bastante complicada, de hecho los dos que tengo son heredados de su prima mayor, pero desde hace 12 años que los dejó de usar (gracias a dios :-P) y perdimos la pista de qué les pasó a estos gorritos tan entrañables. No parece ser una prenda fácil de encontrar.

El caso es que pensando y pensando el por qué de esta desaparición tan repentina he llegado a una posible conclusión nada más ponérselo a la pequeña Cas y sufrir unos instantes de regreso al pasado muy intensos




Recuerdo esa sensación de angustia y de picor por toda la cabeza, yo misma la vivía cada vez que mi paciente madre me lo ponía para ir al cole, y poco a poco, los pequeños “ojos caminantes” (porque no se apreciaba nada más bajo las doscientas capas de abrigo) de menos de 1 metro de altura nos íbamos agolpando en la entrada del colegio, con las mismas cabezas de diferentes colores, para empezar  el día.
Lejanos hoy esos malos momentos, puedo decir ¡qué recuerdos más bonitos!. Es por ellos por los que considero entrañable al verdugo, pese a que me enrabietara cada mañana por la misma historia, no debió de ser tan horrible cuando le guardo tanto cariño y lo quiero para mi hija…
¿Significa eso que se va a repetir la historia?  Por mí bien! pero siempre mejorada!

Aquí os dejo con el estilismo en gorros de las Canicas, cada una con su estilo particular y en consonancia con sus personalidades, de las que hablaré aquí pronto



Y  con su particular humor!!




2 comentarios en “Gorritos para niños

  1. Me parto! Que trio! Seguro que hay verdugos o pasamontañas (asi los llamábamos nosotros) un poco menos rasposos… A mi me gusta más la capota, pero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *