1

CASILDA

Primera de las tres en nacer y última parte del acrónimo es la que nos queda por analizar, la canica CASilda.

¿Qué puedo decir de este pequeño terremoto con el que paso los días? Estaría horas y horas describiendo cada uno de los detalles que caracterizan su personita, detalles que me sacan sonrisas y carcajadas y algunos otros que me traen de cabeza.


En cualquier caso es mi princesita y vaya si lo es porque con todo pronóstico esta pequeña flor de los alpes suizos es, efectivamente, de lo más delicada, cursi y presumida que hay.


Si algo le toca la mano fuera de lo que alcanza su conocimiento le llegan a dar hasta escalofríos, es una apasionada del orden y la limpieza, lo vemos en pequeños detalles como colocar sus patitos y juguetes en fila, o guardarlo todo en sus cajas, hasta coloca las tazas (usadas eso sí) en el armario correspondiente.


El gusto por los smartphones o tablets comenzó como algo anecdótico,  pero hoy en día se ha convertido en su auténtica obsesión. Impresiona mucho  su destreza al desbloquearlos ya desde muy pequeñita  y es que la genética de papá está muy marcada no sólo a nivel físico sino también a nivel informático.

Simpática y atrevida con quienes se acercan a ella, va soltando besos por la calle a quién se le acerque, por lo que es todo un amor pero ¡ay de aquel que intente truncar sus objetivos!, la princesita impondrá su voluntad sacando su lado fuerte del carácter.


Es una muñequita fina y delicada de armas tomar.


Comentarios de “CASILDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *