13

En Suiza también nieva

Debido a la marejada que se ha apoderado de mí en los últimos días entre tantas emociones juntas y tantos cambios venideros que ya están a la vuelta de la esquina, me he visto algo desbordada y necesitaba sentarme un momento para escribir algo que me inspirara serenidad, una pausa de silencio y belleza pura como paréntesis a los diversos estímulos externos.

Interlaken

 

Suiza_nieva_Sat

Por esta razón no puedo hablar de otra cosa que no sea la tranquilidad de la vida en Suiza, ese remanso de paz que ahora, desde Madrid, empiezo a añorar por ver próximo  a su fin, por todos los momentos y sensaciones vividas, por esos momentos de reencuentro conmigo misma que he llegado a tener y que tanto me han activado. Nos quejamos de vicio sin duda, porque cuando estás allí deseas volver y cuando te toca volver encuentras mil excusas para añorar…y después llegan los lamentos. Pero yo me he propuesto disfrutar de estas sensaciones, de lo poco que les queda y de los bellos paisajes que tanto nos han acompañado durante este último año.

Gaastad Pistas

Cuando empezó el invierno tanto amigos, como vecinos y hasta en el propio ayuntamiento de la comunidad donde residimos, nos advirtieron de la crudeza y dureza del invierno, nos enseñaron a utilizar las palas especiales para retirar la nieve del garaje y así poder sacar los coches para salir a comprar, nos prestaron sacos inmensos de sal, nos aconsejaron sobre las alfombras que poner y ¡hasta el calzado que usar!…Yo poco menos que me preparé para la guerra blanca que nos iba a abordar y atacar sin piedad, esperé desde noviembre cual guerrero de Xian  en la puerta de mi casa. ¡Y el enemigo nunca llegó!, amenazaban con pequeños copos que apenas tapaban el césped, mientras desde Madrid los mensajes, las fotos y las llamadas no paraban de hablar de frío y de nieve. ¡El mundo al revés sin duda! pero yo me volvía a España sin haber visto la nieve en Suiza, por eso decidimos que si “la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña (nevada)”.

Suiza_nieve_BW

Y ahí fue donde descubrimos que en Suiza también nieva, que las montañas se ven aún más espectaculares con su manto blanco y que las famosísimas estaciones de esquí pueden atrapar hasta a los que no hemos esquiado nunca consiguiendo despertarles el famoso gusanillo…(de esta forma también conseguiremos que algunas “infantas” no nos regañen más por estar en Suiza y no ponernos unos esquíes ;-)).

Gstaad

Desde mi cálido Madrid espero ansiosa el retorno a esta recta final en la que seguiré descubriendo Suiza hasta el último minuto, aprovecharé al máximo sus tranquilas costumbres y me empaparé de sus paisajes, porque aunque eche de menos, las guerras de nieve son divertidísimas,

Reflected

y queramos o no, en Suiza, ¡también nieva!

13 comentarios en “En Suiza también nieva

  1. No puedes dejar de intentar esquiar… es muy divertido… lo nuestro fue de risa, acabas hecho polvo pero merece la pena… y en Suiza… seguro que mucho más…

    Preciosas fotos. Disfruta cada momento. Un besote.

    Ester Con Ojos de Canica

    • Mil gracias Patricia por tus palabras!! me hace mucha ilusión haber conseguido transmitirte el mensaje que pretendía 😉
      Un besote!

  2. Es genial el post que has redactado, con toda seguridad has transmitido esa calma y serenidad que necesitabas y por un momento me has hecho sentirme así también. Me has hecho transportarme mentalmente a esos bellos paisajes y con lo bien que lo describías no he sentido frío en mi mente. Disfruta mucho, mucho de esta recta final, porque como bien dices, luego lo añorarás.
    Un fuerte beso, guapa.

    • Qué bien!! eso me hace mucha ilusión!! Es una pena que no tenga tiempo ya para invitarte a venir a Suiza y conocer la tierra donde tantos años estuvo viviendo tu padre!, pero es una excusa perfecta para volver en otra ocasión, no te parece? un besazo!

  3. Aunque os quede poco para volver, queda tiempo para seguir almacenando imágenes, instantes y recuerdos en tu memoria, para que a tu vuelta, cuando estés inmersa en el bullicio del ajetreo diario, el caos del tráfico puedas trasladarte con tu mente a esos bellos parajes y desconectar.
    La buena noticia para nosotros es que te tendremos más cerca y podremos verte más ;P
    Un besito!

  4. Que fotos tan preciosas, María!!! La nieve da una tranquilidad…. Es como que todo se queda en silencio cuando nieva.. Y eso que nunca he visto estas nevadas… Aprovecha lo que te queda y ya sabes… ¡ponte los esquís!! Un beso. Cristina & Elena

  5. Hola Maria, cuanto te comprendo….. me encantaria vivir en un pais nordico, me encanta todo de lugares asi…. no me importa el frio, es mas lo adoro, me gusta el silencio, el respeto por la naturaleza y por lo que nos rodea, soy casera como un gatito y mi gran pasion es la fotografia…
    Definitivamente me equiovoque de hemisferio…jijiijiji, pero bueno en fin todo se arregla con un buen viaje por el lugar que de forma tan bonita has descrito.

    Las fotos son preciosas

    Un abrazo.

    • Entonces Suiza sería tu lugar sin lugar a dudas Gema!! todo lo que buscas lo reúne ese país, y en cuanto a la fotografía…qué te puedo decir, creo que hasta el momento no he encontrado paisajes más maravillosos para la retina de cualquier apasionado de la fotografía! Te recomiendo del todo una aventura allí.

      Gracias por tus palabras!
      Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *