15

Resucitando con Chalk Paint

chalk_paint_Portada

Cómo nos gusta la moda del Chalk Paint, creo que no hablo solo por mí cuando me refiero a esta fiebre que sufrimos todos los que amamos la decoración, las manualidades, o cualquier afición en general porque creo que, y puestos a ser creativos, pocas cosas hay que no queden bien con una mano de Chalk Paint.

Yo conocí esta pintura en Suiza, la probé y al día siguiente tuve que ir a hacerme con más botes de distintas tonalidades.

chalk_taburete_02

En España la más conocida es la pintura Auténtico Chalk Paint, pero en Suiza son distintos, aunque el resultado es el mismo y seguramente más asequible en nuestra tierra.

Desde entonces, y en cuanto tengo un ratito libre, me relajo probando nuevos colores y dando nuevas utilidades a los muebles, o lo que se tercie (ya lo iréis viendo en futuros posts).
Este taburete ha pasado a una mejor vida, y no sólo en cuanto a color sino, que ha subido de categoría pasando a formar parte del mobiliario del salón. Me he encaprichado de los aires provenzales, rústicos, aquellos que te mantengan viviendo en el campo, disfrutando de una maravillosa slowlife.

chalk_taburete_01

Pues bien, ni corta ni perezosa, cogí mi kit de “resurrección” y decidí darle nueva vida al pobre taburete que ya me lo estaba pidiendo a gritos.

1) Una capa de pintura de color blanco antiguo

chalk_taburete_03    2) Una mano de cera clara (o Clear Wax) que dejará un acabado suave como si lo hubieras lijado a conciencia. (Se puede extender con una brocha al igual que la pintura, pero yo prefiero usar un paño porque así no se quedan pegotes y la extiendo mejor)

chalk_taburete_04

3) Una mano de cera oscura, (Dark Wax) para dar un efecto envejecido a los muebles. Recomiendo dar este toque sólo en las esquinas o pliegues de los muebles, de lo contrario a mí me deja una sensación más de suciedad que de envejecido.

chalk_taburete_05

Y en sólo tres pasitos de nada ya tenemos el destino final del taburete reconvertido en mesilla. A mí me encanta el resultado final y, por supuesto, el nuevo lugar que ha pasado a ocupar esta reconvertida mesita

chalk_taburete_06

chalk_taburete_07

Pero sobre todo me anima a seguir aventurándome en este inagotable mundo del DIY, y si encima es para decorar tu propia casa, le das un valor añadido, ¿no os parece?

¿Cuántos proyectos con Chalk Paint se os ocurren a vosotros?

 

15 comentarios en “Resucitando con Chalk Paint

  1. Que chula te ha quedado¡ pues yo estoy a la búsqueda y captura de una escalera de tijera pequeñita de madera para el estudio y darle unos toquecitos de pintura, la necesito para llegar a unas estanterías, ahora estoy utilizando una silla para llegar y cualquier día me abro la cabeza :). Besos

  2. Qué bien te ha quedado, María!
    Ya que Ikea ocupa el interior de la casa, a ver si encontramos opciones de exterior que se presten al chalk paint!
    Tengo de todas formas una jaula de madera heredada que cuando vuelvas a casa, te enseño… quedaría estupenda…
    Un beso grande

    • De todas formas por ahí he visto muchas maravillas resultantes chalk paint en muebles de ikea… yo de hecho tengo en mente hacer alguna trastada…y no sólo con ikea, también con otras mesillas de noche de Bo Concept, das una manita de pintura, cambias tiradores y mueble renovado!
      Esa jaula tiene que ser una preciosidad! mándame foto cuando puedas! Mua!

    • Pues deseando estoy ya de verlo que con esas manitas y ese gusto que tienes el resultado seguro que es espectacular!
      Estoy preparando la celebración del cumple de Casilda que será este sábado, y he tenido que rescatar un post de My little Brunch para la deco… ya lo verás (si no me fallan mis “proveedores” jejeje) Besitos!!

  3. Estamos como locos con la Chalk Paint… juraría que ya he comentado pero no sale… bueno, yo estoy liada con unas letras, luego tengo más cajas y luego quiero pintar las patas de la mesita del salón por la mitad… venga, proyectos y más proyectos a la lista… luego voy a darme un masaje y me dicen que me relaje y descanse… pero si no tengo tiempo jajajaj

    Te ha quedado chulísimo el taburete!!!

    Besos

  4. María, te ha quedado muy bonito. Me encanta ese taburete antiguo, ahora mesa auxiliar.
    Yo tengo que comprar porque dejé una cajonera a medias y es terrible cada vez que la veo…
    Muchos besos,
    Laura

  5. Qué bonito te ha quedado María!!! Me encanta el efecto envejecido que le has dado!!

    A ver si me animo y hago por fin el pedido, aunque tengo miedo porque, por lo que veo, crea adicción y luego dan ganas de pintarlo todo ; )

    Un abrazo grande guapa!

  6. Pingback: Una estrella de cartón | El Mundo Con Canicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *