11

Torrijas sin lactosa

Por fin han llegado las esperadísimas vacaciones de Semana Santa, estábamos todos como locos y con un montón de planes preparados en la maleta para disfrutar los próximos diez días, (los más afortunados), o los cuatro de rigor, de los que no nos libramos ninguno, afortunadamente. Unos saldrán y otros nos quedaremos en Madrid para sacarle el máximo partido a esta ciudad que tanto disfrutamos en estas fechas.
Así sin planificar se me ocurren varios planes con los niños para los que nos quedemos aquí, llevar a los peques al zoo, Faunia, hacer un picnic en algunos de los parques tan bonitos que tenemos, o incluso salir a visitar los pueblecitos tan preciosos que nos rodean. Para los ratos de descanso en casa, decorar huevos de pascua para esconderlos y que los niños los encuentren. El que consiga más huevos ganará el premio final además de los bonitos huevos decorados…
Pero nada de esto sería lo mismo si no lo acompañamos del plato estrella de toda Semana Santa, las famosas y deliciosas torrijas.
A mí personalmente me encantan, pero confieso que nunca las había hecho, porque siempre me dejaba querer y comía las de mi madre.
La que yo he buscado es la receta de torrijas sin lactosa del blog un gato en mi cocina para que me sienten fenomenal y no tenga que preocuparme de comerme más de una (o de dos) y os digo que están igual de ricas y sabrosas o quizá más.
Nosotros somos pocos en casa y comemos poco, así que he usado la mitad de las cantidades que recomienda la receta original y me han salido cuatro torrijas muy jugosas y con mucho sabor. ¡Ahí vamos!

Bread_for_torrijas

Preparación:

Primero calentamos la leche junto con el azúcar moreno, la cáscara de limón y la cáscara de naranja. 
Antes de que llegue a ebullición la retiramos del fuego, añadimos las ramas de canela y dejamos que se enfríe.
Entonces empaparemos bien las rebanadas de pan en la leche por los dos lados, para luego bañarlas en los huevos batidos antes de pasarlos a la sartén.

eggs_milk_torrijasCuando estén bien doraditas se sacan y se unta de miel y canela para su presentación.Deliciosas y muy jugosas, ahí la tenéis para que disfrutéis de ellas durante estos días celebrando la Semana Santa como es debido.

Finish_torrijas Torrijas_result
Felices vacaciones a todos, disfrutad de estos días de descanso. Nosotros volveremos el lunes 21 con las pilas cargadas para nuevas sorpresas que tenemos “asándose en el horno.”

11 comentarios en “Torrijas sin lactosa

  1. Disfruta las vacaciones y descansa para todo lo que vendrá después!!!! Igual nos vemos haciendo picnic por los parques… es uno de nuestros planes favoritos… mañana mismo nos vamos a Madrid Río (una vez más)…

    Un besito

    • Cargando pilas que estamos sí señora!!
      Pues no descarto lo del picnic para nada…ya me recomendarás algunos sitios que os gusten a vosotros para dejarnos caer por ahí! Besitos ya disfrutar de la Semana Santa!

  2. Que pinta tienen!!! Además me gustan mucho las fotos que ilustran la entrada, la verdad aún me dan más ganas de animarme a prepararlas, ya te contaré.
    Disfrutad de esta Semana Santa y… a la vuelta, sorpresas!
    Un besazo!

    • Dale caña Ruth!! estoy segura que las vas a bordar, y encima de una forma muchísimo más saludable, yo aún no me atrevo a hacerlas sin gluten, prefiero que la experta vaya primero, que seguro que atina mucho mejor que yo!

      Besines!

      • Jajajaja… ya las hice! Gran recomendación, están taaaaan buenas!
        Puedes probarlas sin problema con pan sin gluten, porque no están nada mal. Las próximas probaré sin lactosa, que en la familia también hay quién no la tolera bien.
        Un besazo!

  3. Uy, María, lo mismo me atrevo a adaptar la receta para mí y así ya voy practicando jajaja Un besazo y que disfrutéis muchísimo de estos días de fiesta.

    • Pues dale Martita!! cuanto más variedades tengamos mucho mejor, no crees?
      Igualmente que pases unos días geniales! Mua!

  4. Hola:
    Entré aquí a tu blog a través del blog Cosas que pasan en Helsinki , porque decías que buscabas un libro para quitar el chupete y me gustaría hablarte de mi experiencia puesto que ya pasé esa etapa.
    Los míos fueron supermegachupeteros , yo pensé que me iba a ser difícil quitárselo , y después resultó ser más fácil de lo que yo esperaba . Los dos lo dejaron a los dos años exactos . En la consulta de revisión con la pediatra de los dos años me dijo que para quitar el chupete debía ser el mismo niño , es decir, aprovechar cuando él lo tirara o así .Yo me dije , vamos esto no va a servir , pero habrá que probar . Llegamos a casa de la consulta y en un momento que formó berrinche tiró el chupete y yo sigilosamente lo escondí , a la hora de dormir cayó rendido y no se acordó , cuando era de chupete y osito y preguntó alguna vez , pero yo le dije lo que la pediatra me había dicho : ¡Ah , no sé ,tú lo tiraste!. Y pasó el tiempo y nunca más . Mi segundo niño , era de manta y chupete para todo , y como comenzó a ir al cole antes que su hermano , con eso de que al cole no se puede porque ningún niño lleva chupete , porque ya eres mayor , y vas a jugar con los amigos , también lo dejó sin rechistar . Siempre puedes dárselo para dormir en la noche para que mate el gusanillo , pero yo no lo necesité . De todas manera , no te preocupes todo tiene su tiempo natural , ahora que los míos tienen 13 y 9 años , yo volvería para atrás y no me preocuparía ni por el chupete ni por el biberón ni por nada , porque todo va transcurriendo naturalmente , y se hacen mayores en un santiamén.
    Espero que te sirva el consejo que me dio la pediatra entonces y que a mí me sirvió .
    Un saludo

    Este es mi blog , donde compartimos las actividades que hacemos .
    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es

    • Millones de gracias por tus consejos, la verdad es que sí, nos meten tantos “estreses” los pediatras con aquello de que estamos tardando mucho en quitárselo y que es puede ser una consecuencia mala para el desarrollo de su boca y tal, que lo vives con una angustia a veces exagerada…Pensábamos hacer algo así para quitárselo, de hecho el pediatra nos recomendó algo similar, como por ejemplo enterrarlo en el parque y que lo hiciera ella misma. La faena es que acabamos de mudarnos y ha empezado guarde nueva, pensábamos aventurarnos a quitárselo ahora en las vacaciones, pero se ha puesto malita, y si antes todo iba sobre ruedas porque sólo lo usaba para dormir, con tantas “novedades” en su vida, la cosa se nos ha ido poniendo complicada…y por eso pensé en la opción del libro de tetes…a lo mejor así íbamos suavizando la cosa! pero no me parece nada mal la idea de aprovechar uno de sus “lanzamientos de tete” para probar 😉
      Te contaré cómo se nos da, y espero de corazón tener la misma suerte que tuviste tú! un besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *