15

Hello! workshop. Los talleres

Tras las ansiadas presentaciones llegó el momento de pasarlo bien y no podía ser de otra manera que no fuera aprendiendo. Tanto talento, tantas ganas de saber cosas nuevas por gente con gustos tan afines merecía una clase magistral de manos de Pilar de Bora, quien nos deleitó con un precioso taller floral donde, entre todas, aprendimos a diseñar una perfecta corona de flores naturales. El arte y la facilidad con la que Pilar demostró su experiencia nos dejó sin habla a todos, y a mí en particular,  me dejó con muchas, muchísimas ganas de aprender más sobre las flores!

BoraFisgon
Leer más

0

Flor&Nata

No hace mucho tiempo que me di cuenta de la importancia de las flores para mí. Siempre las había asociado a eventos puntuales y aunque me encantaba recibirlas por sorpresa,



no había caído en la cuenta en que tenerlas a la vista a diario pudiera ser la nata de mi pastel.  Porque está claro que se puede vivir sin ellas pero desde que cuido el tener unas pocas en casa, me alegran el espíritu y me llenan de vitalidad.

Por eso, para mí, ya son indispensables. Además procuro que sean flores de larga duración que se conservan fenomenal una vez que se han secado, como es el caso de las Siemprevivas o las Paniculatas, siempre parecen frescas.

Para el otoño me encantan los brezos, en septiembre ya encuentras un montón de estas flores preciosas y si las secas te duran perfectamente todo el otoño y más.



Para el invierno sin duda unos buenos ramos de hortensias secas son mis preferidos, ya hablé de estas flores en otro post al que podéis acceder pinchando aquí, y donde podéis ver el procedimiento para secarlas.



Y ya para la primavera me inclino por flores que dan un aire más silvestre, las que antes comentaba, paniculatas y siemprevivas que son una gozada porque dan un toque súper romántico a la casa. O, rompiendo con todo, unos girasoles que siempre aportan luminosidad.





Por supuesto, para ocasiones más especiales en cualquier época estival no pueden faltar unas preciosas peonías tan demandadas hoy día por las novias.

Pinterest



Aquí en Suiza hay un montón de floristerías muy bonitas, aunque aún no he conseguido dar con la mía, 

 
 
 

en Madrid lo tengo muy claro y siempre que necesito unas bonitas flores no lo dudo un segundo, mi floristería es BORA para mí de las mejores, está en Majadahonda, y no sólo me gusta la estética de la tienda que te embelesa cuando pasas por delante, sino que, además, su propietaria Pilar, tiene un gusto exquisito y es así porque siempre que le he transmitido mis ideas no sólo ha dado en el clavo sino que, además, ha mejorado mis expectativas.


















Por eso siempre he contado con ella para los grandes eventos, como lo fue la famosa puesta de corto de Casilda que podéis recordar aquí y cuya decoración floral fue de manos de Bora.

Hace un año le encargué un ramo para una novia de orígenes chinos, era una sorpresa, y tenía que ser un bouquet que incluyera algunas flores rojas sin alejarse de la esencia de ramo de novia. El detalle del color rojo era importante ya que, dentro de la cultura asiática implica buenos augurios en contraposición a nuestro blanco que, para ellos, es un símbolo de atracción de malos presagios como la muerte.  (Aunque hoy día esta costumbre se ha suavizado mucho).

Pues bien, esas fueron mis instrucciones, y en pocas horas fui a recoger exactamente lo que quería!







  Os dejo con unos de los ejemplos de Bora para que entendáis el por qué me es tan difícil lograr encontrar algo parecido aquí en Lausanne.

 



Gracias Pilar por darnos tanta vida con tu pequeño jardín de la alegría!