0

Receta de Lasaña ligera

Para reducir los impertinentes kilitos ganados durante el verano y a la vez no morirnos del aburrimiento, decidí hacer una alternativa ligera a la lasaña. El resultado, como imaginaréis es el evidente, una lasaña de verduritas. Claramente os preguntaréis ¿qué tiene esta lasaña de novedosa hoy en día? Pues bien,

Las novedades en esta lasaña
1- Que lleva tomate natural
2- Y que no lleva bechamel

Ingredientes para 4-6 personas
– 1 calabacín
– 1 berenjena
– 1 puerro grande
– 1 puñadito de tomates cherry
– 1 zanahoria
– Láminas de pasta para lasaña que no requieren cocción previa
– 100 gr de queso rallado emmental (opcional, sólo para gratinar)
– 200 gr de queso fresco que cortaremos en láminas
– Sal
– Pimienta (o cayena para los amantes del picante como nosotros)

Preparación
Poner las láminas de pasta a remojar (el número de láminas dependerá del tamaño de la fuente, yo usé un total de 12 ) para reblandecerlas.
Cortar el calabacín y la  berenjena en dados, los cherries en mitades, el puerro en láminas, y rallar la zanahoria.


Freímos todos los ingredientes en una sartén a fuego medio hasta que queden todas las verduras bien cocinadas. 
Salpimentamos durante su cocción (yo puse el picante a posteriori por Casilda).



Precalentamos el horno a 180º mientras colocamos la lasaña en la fuente del siguiente modo:
láminas, relleno a base de verdura, lonchas de queso fresco, láminas de pasta, relleno, lonchas de queso fresco (y así hasta que se acabe el relleno) pones una última capa de láminas de pasta, y metes al horno durante unos 30 minutos más o menos, dependiendo del horno. (Mejor ir comprobando y pinchando la pasta para ver que está blandita). Pasado este tiempo, se añade el queso emmental rallado y se gratina por 10 minutos aproximadamente, hasta que empiece a dorarse o tostarse según los gustos de cada uno.



El resultado…, repetimos dos veces y la peque fue la que más disfrutó, bueno, y yo con ella, porque no hay manera de que tome leche ni derivados y conseguir esconder el sabor entre los demás ingredientes fue todo un acierto.
Sin duda una alternativa más ligera de lo normal para comer lasaña.

¡Bon appetit!