1

Halloween

Lo reconozco, soy una auténtica fanática de la noche de las brujas y los zombies. Si hay un día del año en el que dejaría de ser española para vivir una fiesta puro estilo americana sería la noche de hoy, porque me apasiona la idea de pasarla en una especie de Wisteria Lane donde todos los vecinos se conocen, los niños van libremente de casa en casa y sin peligro alguno para llenar sus arcas de chuches y chocolates gracias al mítico trick or treat, y la fiesta de mayores se celebra cada año en una casa diferente mientras todo el vecindario participa en el que (salvando la Navidad) será un concurso de alta competición en cuanto a decoración se refiere.

www.bhg.com


www.bhg.com


www.indulgy.com


www.leftstudios.com


www.outdoordeco.com

 
         

Es realmente curioso este sentimiento por Halloween, supongo que viene de mi gusto por las películas e historias de miedo, por ese recuerdo de la infancia en el que nos reuníamos varias amigas en una habitación oscura a contarnos historias que luego nos dejaban la noche entera sin dormir, o por esos domingos a la hora bruja cuando mi padre entraba en nuestra habitación y nos avisaba a mi hermana y a mí de que ya había empezado el programa de radio  “Historias”, era un momento aterrador y cargado de adrenalina, pero sin duda entrañable y que se repetía cada domingo noche.

www.wallbase.cc



Se trata de una combinación explosiva entre la curiosidad por lo desconocido del mundo fantasmagórico en el que sin duda, a esa edad, crees de forma férrea y una sensación de estar a salvo de todo peligro que te hace intentar curiosear y llegar a todo tipo de conclusiones.
Porque ¿quién no ha fantaseado alguna vez con que la vecina misteriosa de tu edificio es en realidad una bruja reconvertida de la que hay que protegerse para evitar que te cocine?

www.onelegend.

¿O que el hombre oscuro que cada día cruza por delante de tu calle y te mira de forma penetrante no es sino un hombre lobo los días de luna llena?

www.2bp.blogspot.com

Sea lo que sea es un espíritu que mantengo vivo año tras año y lo celebro a conciencia, llenando mi casa de tinieblas, telas de araña, brujas, y calabazas endemoniadas

haciendo una cena terrorífica donde no falten ingredientes como ojos de sapo; dedos de muerto; sangre fresca y de postre una lápida recién salidita del horno…

Así que como buena fanática de la noche de Halloween, os deseo a todos que paséis una terrorífica noche, yo por mi parte cumpliré con la tradición, para que el año que viene las Canicas puedan empezar a participar de tardes diabólicas de truco o trato por el vecindario, no puedo esperar a verlas a las tres disfrazadas de calabazas correteando con sus cuenquitos de chuches… sin duda va a ser digno de post, pero toca esperar un añito más!

Feliz Halloween!!

www.countryliving.com