12

Au revoir a un verano 10

Como cada septiembre tenemos que decir adiós al verano, sí, ya se que aún hace un calor infernal y que las piscinas siguen abiertas y muchos afortunados seguimos disfrutando de ellas, pero mi mente y mi cuerpo ya han puesto sus miras en la llegada del otoño, quizás porque ya estoy deseando dejar atrás el aire acondicionado y el no poder salir de casa hasta una hora prudente sin sufrir un colapso o quizás porque estoy impaciente ya de ver la llegada de la estación más preciosa  y familiar del año!

09082014-09082014-IMG_1744

Leer más

12

Un paseo por Nuremberg

En nuestro “road trip” a Berlín desde Lausanne, hicimos parada en Nuremberg que más o menos era la mitad del trayecto. Carlos tenía trabajo así que yo aproveché a dar un breve paseo turístico con Casilda por el centro histórico. ¿Nos acompañáis?

Cas_nuremberg_2014

Leer más

13

En Suiza también nieva

Debido a la marejada que se ha apoderado de mí en los últimos días entre tantas emociones juntas y tantos cambios venideros que ya están a la vuelta de la esquina, me he visto algo desbordada y necesitaba sentarme un momento para escribir algo que me inspirara serenidad, una pausa de silencio y belleza pura como paréntesis a los diversos estímulos externos.

Interlaken

 

Suiza_nieva_Sat

Por esta razón no puedo hablar de otra cosa que no sea la tranquilidad de la vida en Suiza, ese remanso de paz que ahora, desde Madrid, empiezo a añorar por ver próximo  a su fin, por todos los momentos y sensaciones vividas, por esos momentos de reencuentro conmigo misma que he llegado a tener y que tanto me han activado. Nos quejamos de vicio sin duda, porque cuando estás allí deseas volver y cuando te toca volver encuentras mil excusas para añorar…y después llegan los lamentos. Pero yo me he propuesto disfrutar de estas sensaciones, de lo poco que les queda y de los bellos paisajes que tanto nos han acompañado durante este último año.

Gaastad Pistas

Cuando empezó el invierno tanto amigos, como vecinos y hasta en el propio ayuntamiento de la comunidad donde residimos, nos advirtieron de la crudeza y dureza del invierno, nos enseñaron a utilizar las palas especiales para retirar la nieve del garaje y así poder sacar los coches para salir a comprar, nos prestaron sacos inmensos de sal, nos aconsejaron sobre las alfombras que poner y ¡hasta el calzado que usar!…Yo poco menos que me preparé para la guerra blanca que nos iba a abordar y atacar sin piedad, esperé desde noviembre cual guerrero de Xian  en la puerta de mi casa. ¡Y el enemigo nunca llegó!, amenazaban con pequeños copos que apenas tapaban el césped, mientras desde Madrid los mensajes, las fotos y las llamadas no paraban de hablar de frío y de nieve. ¡El mundo al revés sin duda! pero yo me volvía a España sin haber visto la nieve en Suiza, por eso decidimos que si “la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña (nevada)”.

Suiza_nieve_BW

Y ahí fue donde descubrimos que en Suiza también nieva, que las montañas se ven aún más espectaculares con su manto blanco y que las famosísimas estaciones de esquí pueden atrapar hasta a los que no hemos esquiado nunca consiguiendo despertarles el famoso gusanillo…(de esta forma también conseguiremos que algunas “infantas” no nos regañen más por estar en Suiza y no ponernos unos esquíes ;-)).

Gstaad

Desde mi cálido Madrid espero ansiosa el retorno a esta recta final en la que seguiré descubriendo Suiza hasta el último minuto, aprovecharé al máximo sus tranquilas costumbres y me empaparé de sus paisajes, porque aunque eche de menos, las guerras de nieve son divertidísimas,

Reflected

y queramos o no, en Suiza, ¡también nieva!

15

Receta para running

Hasta hace relativamente poco me veía una persona incapaz de correr. He hecho todo tipo de deportes y salvo periodos de imbatible pereza, me solía enganchar a buen ritmo, pero cuando se trataba de correr…era un hastío y un desasosiego tal, que por muy motivada que estuviera ese día, era capaz de venirme abajo del todo con tan sólo imaginarme la escena.

running

Leer más

4

Calma tras la tormenta Navideña

Ya estamos de nuevo en la rutina, vuelta a la normalidad y a la desintoxicación de los excesos que no han sido pocos, echaremos de menos los buenos momentos en familia y amigos, pero también descansaremos de tanto movimiento, que cuando uno se acostumbra a la tranquilidad de los Alpes le acaba cogiendo el gustillo a la idílica vida con Heidi y olvida ese ir y venir loco de la ciudad, casi por completo.

heidi

Leer más

9

Te encantará Lucerna

Ir descubriendo los tesoros que esconde Suiza entre los Alpes es una maravilla, más aún si lo haces coincidir con un escenario otoñal, una combinación del todo explosiva.

 
Lucerna es la ciudad más visitada de Suiza y no es de extrañar, a cualquier lado que mires encuentras un espectáculo diferente
 
Alpes nevados de fondo,
 
 
2

Zurich

Este fin de semana estuvimos de excursión conociendo la parte alemana de Suiza, para conocer más a fondo este país.

Es impresionante como sin darte cuenta, pasa tan desapercibido el cambio de idioma y cómo tan pronto estás leyendo carteles en francés como de pronto está todo en un, para nosotros, imposible alemán!
Ya sé que con España y Portugal o España y Francia, pasa lo mismo y la sensación puede ser la misma para todos nosotros, pero yo lo viví con mucha más intensidad, probablemente porque ya estoy haciéndome al francés y el contraste con el alemán ha sido más significativo.


Nos alojamos en Luzern, una ciudad de ensueño para los romanticones, pero de ella hablaré en otro post, para poderle dedicar el tiempo y las palabras adecuadas.

Zurich nos quedaba a media hora, así que decidimos ir a pasar el día allí, ¿cómo no visitar la ciudad premiada en dos ocasiones consecutivas como la de mejor calidad de vida del mundo? Es visita más que obligada! Lo cierto es que con sólo un día te quedas corto sin alcanzar a ver todas las posibilidades que tiene la ciudad, pero con tan poco tiempo y limitados por un bebé que ahora mismo no quiere saber nada de su carrito y que su mayor pasión es curiosearlo de forma totalmente independiente, no queda otra que limitar las visitas e intentar conocer lo más importante.

1. Parque Lindenhof

Nuestra primera parada fue este maravilloso parque desde el que tienes unas vistas increíbles de Zurich y su casco antiguo. 






Además es un lugar emblemático con mucha historia para los suizos ya que diversos acontecimientos importantes han tenido lugar en este mismo lugar, entre otros el famoso juramento a la Constitución Helvética y otros más que podéis encontrar en sobre Suiza y Zuerich.

Vistas idílicas donde las haya, desde luego, que además contrastaban con los colores otoñales haciendo unas mezclas intensísimas que embellecían aún más el paisaje.



Es una gozada ver desde aquí la división que hace el río Limmat de la ciudad de Zurich antes de desembocar en el lago Zurichsee.

Con vistas al Monasterio hoy en día convertido en la Facultad de Teología de la Universidad de Zurich



2. Bajamos las calles en pendiente hasta llegar al río Limmat

Allí una pequeña plaza plagada de coloridas flores con un tiovivo donde disfrutaban los más pequeños y que fue objeto del embelesamiento de Casilda, nos acercaba un poco más la bellísima Catedral de Grossmünster mientras el ambiente se llenaba de aromas de castañas asadas por todas partes.
La Catedral de Grossmünster destaca por sus dos campanarios idénticos, es de estilo románico y hoy día de culto protestante. Merece la pena ampliar más detalles sobre la Catedral si estáis interesados. 



3. Paseo por la orilla de la Catedral desde donde se ve la otra gran Iglesia de Zúrich, la Abadía de Fraumünster. 



4. Paseo por el casco histórico
Nos perdimos por sus callejuelas empedradas y llenas de turistas aprovechando que después de comer el sol salió e inundó la ciudad de Zurich que tan acostumbrada está a su ausencia. Así que fue una tarde muy buena para aprovechar sus calles llenas de encanto bañadas por la luz del sol.





 Me encanta el detalle de la vaca en el balcón del famoso hotel Adler de Zurich, está en pleno centro y tiene bastante fama, así como su restaurante Chuchi justo en la planta baja, donde podrás degustar platos suizos tan típicos como la fondue suiza  o el rösti (un plato cuyo ingrediente principal son las patatas fritas y que se mezcla con quesos, verduras, hierbas, panceta y lo que se les ocurra)


5. Último paseo imprescindible y de camino al coche ya, por la famosísima calle de la Estación Central de Zurich que alberga todas las más importantes firmas de ropa y demás tiendas exclusivas como joyerías o relojerías Suizas, vamos, la créme de la créme de las compras y de los bolsillos que se lo puedan permitir! Esta calle se llama Bahnofstrasse y además de estar entre una de las diez calles más caras del mundo es una calle preciosa, llena de luz y de vida de quienes transitan por ella, no podía faltar un paseo por la misma.



Nos quedamos con las ganas de visitar el famoso museo de arte de Zurich, Kunsthaus pero no pudo ser, así que nos lo reservamos para nuestra siguiente visita que, espero no se haga esperar demasiado. 
Sé de una que va a querer repetir pronto porque se lo pasó como la enana que es y disfrutó absolutamente de todo sin quitarse la sonrisa de la cara.



2

Un poco más de Suiza, Vevey

Vevey es un pueblecito que se encuentra entre. Uno más de los pueblos que descansa a orillas del lago Lemán y, camino del cual, podrás gozar de unas vistas espectaculares de toda la región de Lavaux que alberga una de las producciones vinícolas más extensas debido a sus 30 Km de viñedos.



Toda esta zona ha sido declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2007 por la fuerte y tenaz defensa de quienes la habitan contra expansión urbana, defendiendo así esta buena tradición de la que sacan provecho sus seis regiones y catorce municipios sobre los que se extiende.



Las vistas son impresionantes si vas por la carretera a pie de lago, aunque también he leído por internet que haciendo la ruta desde el tren es también una maravilla.
Si queréis conocer un poco más sobre la historia de los viñedos de la zona de Lavaux podéis visitar Suissworld


Una vez llegamos a Vevey, lo primero que nos encontramos son señales de la factoría Nestlé por todas partes y eso se debe a que es en este pueblo donde se encuentra la sede de la marca. Dos enormes edificios que nada enturbian el espectacular paisaje que se vislumbra cuando llegas al extenso parking del centro. Que dejan ver las vistas más impactantes de los Alpes franceses. Y es que, si de algo tiene que presumir Suiza es de las privilegiadas vistas que es capaz de ver de la costa del lago del país vecino, pues cuando cruzas al lado opuesto, la verdad, no podemos decir lo mismo!



El pueblecito es un lugar con muchísimo encanto, acogedor donde los haya invita desde luego a quedarse una temporadita a descansar, sus tiendas tienen muchísimo colorido y encanto. Algunas fruterías incluso abren en domingo, algo que se agradece infinitamente la verdad.


Me he dado cuenta según escribía este post, que no tengo fotos bonitas del centro del pueblo que es ideal, y es debido a que la zona de la costa del lago es tan bonita que sin querer te atrapa, te arrastra hacia ella y te lías a hacer todo tipo de fotos al mismo paisaje, porque no te cansas, todo te contagia de paz y serenidad con sólo mirarlo, por lo que se convierte en misión imposible dejar de inmortalizar esas sensaciones que despiertan las vistas.


Quizá por esa razón sea por la que los habitantes de Vevey, cada verano,  conviertan la fuente municipal en una piscina infantil, para permitir que todos sus públicos no pierdan detalle de estas vistas, de este modo los papás las aprovechamos mientras nos relajamos de pensar que nuestros pequeños se puedan dar un chapuzón seguro.


Otra de las curiosidades de esta zona es que fue el lugar que acogió a Charles Chaplin cuando fue exiliado de Estados Unidos al serle denegada la renovación de su visado por abrazar el comunismo.
Es por esta razón por la que vivió en esta región sus últimos 25 años de vida. Si te interesa saber un poco más de Charles Chaplin y su llegada a Vevey, no dudes en visitar Sobre Suiza  y Lake Geneva




En definitiva, una excursión más de esta parte del lago Lemán. Próximamente os enseñaré el Lago de los Cuatro Cantones.

0

Montreaux, la ciudad del Jazz

Ahora que ya el verano nos ha dicho adiós de forma radical a los que habitamos en Suiza, es inevitable pensar en esos días de sol que tanto hemos disfrutado y que en estos momentos empezamos a añorar con tan inesperada rasca de 10ºC. Unos recién llegados españoles no estamos preparados para estos eventos gélidos en septiembre.

Todo el buen tiempo queda ya en el bonito recuerdo de este verano suizo. Y para entrar un poco en calor recordamos hoy nuestra visita a Montreux la cuidad del Jazz, porque allí se celebra anualmente el mayor festival de Jazz del mundo que recoge a grandísimos artistas durante todo el mes de Julio, los cuales se turnan diariamente ofreciendo auténticos conciertazos para todos los amantes del Jazz.


Nosotros, por Casilda, nos quedamos con las ganas de asistir a uno de las impresionantes actuaciones que había en cartel y que podéis ver en su página oficial de Montreux Jazz, esta vez para morir de la envidia , pero para no perder la oportunidad el año que viene.

¿Dónde está Montreux?
Perteneciente al Cantón de Vaud se encuentra a tan sólo 20 minutos de Lausanne en coche o en tren, justo en dirección opuesta a Ginebra y es que, si en Ginebra está el vértice izquierdo del lago, en su lado opuesto nos encontramos con Montreux. Sin duda dos ciudades importantes para protagonizar los dos extremos.


Wikipedia

Festival de Jazz de Montreux
Desde hace 67 años comenzó siendo un festival de música Jazz, pero a partir de los 70 todo tipo de músicos se acercaban para formar parte del mismo. Artistas de la talla de Ella Fitzgerall, Frank Zappa, Mike Oldfield, Eric Clapton, Muse, Jamiroquaid, Carlos Santana, Ray Charles, Camarón de la Isla, Deep Purple cuya canción “Smoke on the water” se dice que está dedicada al incendio que se produjo en el teatro donde iba a tocar Frank Zappa y al que el grupo iba a asistir; eran algunas de las muchas estrellas que asistían al Festival.
Pero sin duda la estrella por excelencia que ha dejado parte de su historia en este lugar es, nada menos, que Freddy Mercuri, quien directamente tiene una estatua dedicada en su memoria y que no pasa desapercibida para nadie.


Parece ser que en los últimos años de su vida los pasó en esta ciudad y se dice que sus cenizas podrían haber sido lanzadas al lago Lemán, a los pies de la misma estatua.

Diversos ambientes.
Quedamos enamorados de esta ciudad, además de por su íntima relación con la música, por los diversos escenarios que ofrece, 

1. Unas elegantes vistas a la ciudad que sube la ladera en la que se distinguen a la perfección los antiguos edificios muy bien conservados; 

2. La zona reservada para el Festival, que va bordeando la costa y está llena de guiños al mismo como la valla que bordea al lago que en realidad es un pentagrama con sus notas musicales. Esta zona desprende movimiento por todas partes, porque está llena de restaurantes, está el pabellón principal donde tienen lugar los conciertos y  el tránsito de personas, con el buen tiempo, no acaba nunca. Además, te encuentras siempre pequeñas bandas que van tocando por la calle animando a los transeúntes que, como es de esperar, terminan por dejarse llevar por los timbales.



3. En dirección contraria al festival te encuentras con un paisaje precioso, casi selvático, que mezclándose con el lago se convierte en la mismísima jungla. Lleno de flores y de unas esculturas muy curiosas que van desde vallas oxidadas, televisores apilados, tripas de ordenadores hasta WC, es un paseo de lo más singular.



Está claro que Montreux es una ciudad muy ecléctica en la que todo o casi todo está es arte, por alguna razón gustaba tanto a todas estas grandes estrellas que siguen asistiendo y pasando el testigo a las nuevas generaciones sin perder la tradición. Sin duda un gran evento por descubrir desde las entrañas del Festival que es donde verdaderamente se cuece lo importante.



Con todo ésto Montreux pasa a ser una de las ciudades de obligada visita para quienes os animéis a venir a Suiza. Para más información podéis visitar la página oficial de Montreux