14

Nuevas costumbres, nuevas ideas

De nuestro viaje a Suiza me gustó mucho una costumbre que era habitual al entrar en las casas de los demás, y que consistía en quitarse los zapatos para no manchar el suelo de tu anfitrión. Las primeras veces a mí me chocó muchísimo y me sentía “desnuda” al caminar por una casa que no era la mía ya fuera descalza o en calcetines. Y es que a los españoles nos suena a una “cochinada” eso de que pies ajenos desnudos pisen el suelo de nuestra casa, pero ¿acaso no es más “cochino” pisar con  la suela procedente de la calle que habrá estado en contacto directo con todo tipo de chicles, cacas de perro, barro, o vete tú a saber qué más?

Leer más